SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

Blog

síndrome postvacacional consejos

Síndrome postvacacional. ¿Cómo superar el drama de la vuelta al trabajo?

SÍNDROME POSTVACACIONAL

Ese veranito que lindo era, verdad? Y es que en poco tiempo cambiamos las cervezas, el buen tiempo, la toallita, la sombrilla, las fiestas con los amigos por el sitio de trabajo. Ya sea desde la silla de la oficina, el operario de la fábrica, el carretillero en fin la vuelta al trabajo. Por desgracia el día en que se acaban las vacaciones llega. Hay mucha gente que se adapta bien a la rutina pero para otra parte esa vuelta implica un gran esfuerzo que puede desembocar en un trastorno, el síndrome postvacacional.

Y es que eso de la vuelta al trabajo es muy duro, prueba de ello es que más de 5 millones de españoles se plantea cambiar de empleo cuando vuelven de sus vacaciones según un estudio realizado por Ranstad. Según la Encuesta Europea de Condiciones de Trabajo de 2015 revela que el 38% de los españoles piensa que el trabajo afecta de forma muy negativa a su salud. Ojo a este dato en los últimos cinco años las consultas al psicólogo tras el período estival han aumentado un 14,2%.

EL DESAFÍO DE CAMBIAR EL VERANO POR EL TRABAJO

De ahí al desafío que supone cambiar el veranito y las cervecitas por la oficina de trabajo para las personas que sufren el síndrome postvacacional. Es una situación que nos podría pasar a cualquiera.

Por otra parte este síndrome postvacacional no está considerado una enfermedad según la Organización Mundial de la Salud a pesar de que lo padecen muchas personas. Y es que todo es cuestión de adaptarse después de las vacaciones. Todo va a depender del tiempo de descanso que ha tenido el trabajador, si ha conseguido descansar… y muchos factores más.

Sea un síndrome o no lo que está claro es que la vuelta al trabajo es una tarea complicada de superar para ciertas personas. No deja de ser un proceso más en la vida y un cambio de rutina.

Los síntomas más frecuentes asociados a este trastorno pueden ser: dificultad para concentrarse, cuesta un poco más dormirse, estamos un poco más inquietos, más irritados. También el estado de ánimo muy bajo, problemas digestivos, dolor de cabeza entre otros. Por suerte todos estos síntomas desaparecen una vez que el trabajador consigue adaptarse a su antigua rutina. Los síntomas suelen durar entre una semana o 15 días. Si permanecen pasado este período de tiempo es recomendable acudir a un psicólogo para evitar que pueda ir a peor y se traduzca en un trastorno.

CONSEJOS PARA REDUCIR EL ESTRÉS POSTVACACIONAL

 

  • Volver algunos días antes de vacaciones antes de iniciar la actividad laboral.
  • Socializar con tus compañeros de trabajo.
  • Recuperar horas de sueño.
  • Realizar escapadas de fin de semana para que sea más llevadero.
  • Realizar deporte.
  • Comer alimentos que estimulen la hormona de la felicidad.

Todo sea por nuestra felicidad en el trabajo.

Fuente: 20Minutos

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: